domingo, 20 de enero de 2019

¿Recuerdas cuándo fue la última vez que…?


Hasta hace unas décadas alguna de estas acciones formaba parte de nuestro día a día. A la mayoría de estos objetos se les ha aplicado la etiqueta de vintage y apenas resisten agrupados en pequeñas tiendas al uso. La irrupción de las nuevas tecnologías mando a la lona a una nostalgia que apenas se mantenía en pie. En todo caso sirva como ejercicio para refrescar la memoria.


Hacer autostop (también llamado “hacer dedo”) era muy habitual en verano. Hoy se acompaña de un cartel con el destino, aunque es muy raro de ver. 





Los teléfonos de rueda. Hace unos años me hice con uno y descubrí lo poco práctico que resulta. A esta acción podríamos añadir aquella frase de “perdone, me da cambio para llamar…



Otro objeto que tenía su encanto, especialmente las bolas que incorporaban luz. Hoy los planos y derivados (salvo algún mapa de carretera que duerme en la guantera) difícilmente se usan. 



Los juegos de mesa. Fueron muchas las horas de diversión que nos proporcionaron, ya bien fuera entre amigos o con la familia. Todavía hay mercado y mantienen el tipo. 



Las linternas y su magia. Daban mucho juego para jugar en la oscuridad, hoy los móviles incorporan esa función. 



Los discos. Sacarlo de la funda, agarrarlo por sus extremos con las palmas de las manos, colocarlo en el plato y  posicionar con delicadeza la aguja en el primero de los surcos. Aquello tenia magia…



Escribir una carta. El pulso, el papel, el olor…