miércoles, 19 de julio de 2017

Viejas historias para un nuevo púbico


Tengo mis dudas sobre si el nuevo trabajo de Christopher Nolan lograra que vuelvan a poblarse las salas, sobre todo con espectadores jóvenes.  Es posible que el género bélico no sea de los favoritos pero desde luego la película tiene muy buena pinta, luego ya se sabe…

martes, 18 de julio de 2017

El hartazgo, la ignorancia y otros puntos de vista


Un poco al hilo del post sobre Venecia. Me he pasado un buen rato leyendo y recabando información sobre el asunto de la avalancha de turistas en España y los problemas de saturación que está generando. Hoy sin ir más lejos la prensa anuncia que San Sebastián incluirá una tasa por pernoctación (desconozco en qué medida disuade esto a la hora de visitar la ciudad…) así como más controles en los alquileres ilegales. Es un asunto complejo y que daría para una interesante charla. En todo caso sirva como excusa para desempolvar un viejo éxito de la Orquesta Mondragon…


lunes, 17 de julio de 2017

War of the Planet of the Apes (La guerra del planeta de los simios 2017) Matt Reeves/Para disfrutar sin prejuicios digitales



Asediados y a punto de ser aniquilados. Así es como se encuentran los simios comandados por Cesar. En una de esas escaramuzas la mujer y el hijo del líder de los monos morirán a manos de un despiadado coronel. Los pocos supervivientes iniciaran una huida en busca de un lugar más seguro, pero Cesar no los acompañara, buscara la venganza…


El arranque es de máxima tensión

Una lucha encarnizada

Tomando difíciles decisiones

Las bajas han sido considerables

¡Te buscare hasta en el infierno!

Sin descanso

La coletilla del título advierte que debemos tratar de sacudirnos todos los prejuicios hacia los efectos digitales, solo así podremos disfrutar de esta estupenda y entretenida película. Diría que con ella me ha pasado un poco lo que con Maus, esa obra de arte en forma de comic creada por Art Spiegelman, al cabo de un par de hojas te olvidas de los gatos y te sumerges en lo más profundo del terrible holocausto, aquí algo parecido,  sabes que estas ante una maravilla digital y eso te repatea, te planteas dudas cinéfilas y te asaltan todos esos decálogos que proclaman los más vitriólicos críticos de vieja escuela. Pero en cuanto te dejas llevar comienza la diversión, descubres guiños, homenajes, escenas que te recuerdan a clásicos de la gran pantalla, los humanos pasan a un segundo plano y vuelve a la butaca la mente virginal, aquella que se asombraba con el más básico cartón piedra. Espectacular, impactante, intensa y tierna. Vale la pena y muy mucho.

martes, 11 de julio de 2017

Una vez en tierra las cosas cambian



Las imágenes tomadas desde el aire son tremendamente atractivas y a menudo funcionan estupendamente como gancho turístico. Al contemplar esta preciosa visión de la maravillosa Venecia me vienen recuerdos de hace un par de años y de la odisea para caminar por sus abarrotadas calles y callejuelas. Nada que ver con las antiguas fotos de la colección de mi suegra cuando allá por los 60 viajaba por toda Europa. Calles y plazas sin apenas un alma, lugares que parecían estudios de rodaje a la hora de comer. Eran los tiempos en que la masificación del turismo todavía no había hecho acto de presencia. De todas formas creo que Venecia se merece una canción…


lunes, 10 de julio de 2017

A la segunda va la vencida


Le he vuelto a dar una oportunidad y a diferencia del primer visionado en el que no logre conectar del todo esta vez sí me ha parecido mejor. Son contadas las ocasiones en que he dormitado en una sala comercial, ese día arrastraba muchas horas de sueño atrasado y por momentos pegue alguna cabezada. Esta vez ha sido diferente, en casa, en versión original y con grandes dosis de café. Me ha resultado entretenida, he encontrado interesantes detalles de guión, creo que no abusan demasiado del bicho y sus 120 minutos me pasaron volando. No pasara mucho tiempo antes de que la vuelva a ver.

domingo, 9 de julio de 2017

Patriots Day (Día de patriotas 2016) Peter Berg/Bombas de ayer y miedos del mañana


Despertamos en la ciudad de Boston un 15 de abril de 2013. Todo está preparado para que se celebre la famosa maratón. Esta vez todo será diferente. Un atentado con bomba teñirá de sangre las calles y sumirá a la policía en una frenética búsqueda para dar con los autores.


 Todo promete que será un día magnifico

Pero sucede lo más inesperado

Reconstruyendo el lugar y recopilando objetos

Las cámaras de vigilancia jugaron un papel clave en la investigación

Cuando la historia que se nos presenta la conocemos de antemano y sabemos cuál será su resolución final es posible que no nos animemos demasiado a la hora de plantarnos ante la pantalla. Eso fue más o menos lo que me sucedió, si de entrada conocemos el principio y el final se supone que ya no contamos con el factor sorpresa o los giros inesperados de trama. Aun así le di un voto de confianza y acabe absolutamente enganchado con la trama. Con un metraje que supera las dos horas la película se lleva sin el más mínimo asomo de aburrimiento, no sobran escenas, el reparto es creíble, no hay sermón entre  líneas y por momentos te acabas agarrando a la butaca. Ojala no tengamos que seguir con lo de basado en hechos reales pero me da que tenemos cuerda para rato…





viernes, 7 de julio de 2017

La diferenciación

Brigitte Bardot marcándose un baile en À coeur joie (Dos semanas en septiembre 1967)

En más de una ocasión nos ha pasado que leyendo sobre artistas a quienes admiramos y tenemos en un pedestal se nos vienen abajo al descubrir aspectos escabrosos sobre su personalidad y su pasado. Los motivos pueden ser de lo más variopinto, desde posiciones opuestamente radicales a nuestras convicciones políticas, vicios que detestamos, delitos imperdonables y demás borrones en sus vidas privadas. Es ahí cuando se nos plantea la duda de si debemos separar al artista de la persona. Personalmente diría que sí, o al menos es la lógica que me aplico. Una buena muestra de ello podría ser la guapísima (creo que todavía sigo enamorado…) B.B, su deriva posterior en cuanto a filiación política difiere por completo con mis ideas pero como digo creo que lo mejor es obviarlo y seguir disfrutando de su legado como artista.