domingo, 17 de septiembre de 2017

Nos tomamos un descanso

Les vacances de Monsieur Hulot (Las vacaciones del señor Hulot 1953)

Ya va siendo hora de desconectar un poco, aunque eso sí, seguiré disfrutando del cine y de madrugada, que es cuando más me gusta, oscuridad y absoluto silencio. Tenía algún estreno para comentar pero lo dejare para la vuelta. En todo caso aprovecho para agradecer de todo corazón a quienes siguen visitando este humilde blog. Sean felices y vean buen cine...



miércoles, 13 de septiembre de 2017

El encanto de los trenes


No sabría explicar muy bien el motivo pero el caso es que toda película en la que parte de  la trama se desarrolle en un tren ya me tiene enganchado. Luego nunca se sabe cómo puede acabar la cosa…

domingo, 10 de septiembre de 2017

¿Qué pasa con Disney?

(imagen/Steve Cutts)

Vamos a ver, aquí hay dos posibilidades. Por un lado que yo  no quiera reconocer que a mis casi 50 años existan ciertos contenidos que tienen todas las de perder y que me acaben produciendo cierto aburrimiento. La otra hipótesis es que el sello del viejo Walt haya perdido  el encanto de antaño y que sus producciones estén cortadas por el mismo patrón, es decir, productos destinados a un público saturado y difícil de sorprender.




He de reconocer que ya no me puse a verla con muy buena predisposición, la saga empezó muy bien pero con el tiempo ha ido degenerando y de qué manera. Me ha parecido una mezcla de atracción tipo Port Aventura con mucha cacharrería digital y una pizca de slapstick (era el estilo predominante en el cine mudo, es decir, caídas, golpes, persecuciones, etc.), a eso añádase la banda sonora habitual y ya tenemos el blockbuster. ¿Cuál es la razón de que señale a Disney? Es que estoy empezando a pensar que se están cargando la magia que siempre caracterizo sus producciones. Lo mismo me paso con la última entrega de Star Wars, me pierdo, no me meto en la trama y acabo maldiciendo el haber pasado por taquilla. No sé, empiezo a pensar que el problema soy yo…

viernes, 8 de septiembre de 2017

¿Cómo poder olvidarlo?

Todavía puedo explicarlo con cierto lujo de detalles. Estábamos en 5º de EGB (por lo que andaríamos por los 10 años) y nos habíamos quedado castigados sin recreo en el aula. Ella vestía una de aquellas faldas plisadas de tela escocesa con un imperdible en la parte baja que evitaba aberturas accidentales, lo combinaba con un jersey de cuello pico de color amarillo, pelo castaño largo y una tez morena, era guapa y todos los niños andábamos locos por ella. No recuerdo muy bien cuál fue el motivo que provoco que me besase pero el caso es que sucedió. No debió de durar más de un segundo pero el contacto de sus labios con los míos fue algo inolvidable. Es por eso que viendo este video me acordaba de aquel momento. Diría que esto es difícil de superar…

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Mientras duermes (2011) Jaume Balagueró/Pues parecía un buen chico


César (Luis Tosar) trabaja como portero y es de lo más eficiente. Lleva a cabo sus tareas y la mayoría de los vecinos están satisfechos con él. Detrás de esa disposición y entrega al trabajo se esconde una parte muy pero que muy oscura.

Con su inseparable bata

Clara (Marta Etura), siempre con una sonrisa

Su rincón


Historia que engancha, acierto con el reparto (Tosar como de costumbre esta de 10), un metraje adecuado (poco más de hora y media), buena dirección y alguna que otra escena que te pone al borde de la butaca. Dejando a un lado algún pequeño detalle de guión que se podría haber pulido,  diremos que estamos ante una más que aceptable película de género. Sin entrar a destripar ni desvelar detalles diré que hay una escena en la que curiosamente nos identificaremos con el malo. Muy recomendable.
OJO.- El tráiler desvela bastantes detalles de la trama.


martes, 5 de septiembre de 2017

Más despiadados que J. J. Hunsecker

Burt Lancaster dando vida al temido e implacable columnista en Sweet Smell of Success (Chantaje en Broadway 1957)

Las victimas de sus columnas esperaban de madrugada con ansiedad la llegada del periódico. De su máquina de escribir partían auténticas sentencias de muerte social. Salvando las distancias vendría una ser una especie de influencer, pero con muchísimo más poder. Implacable, frio, cruel y con una absoluta falta de empatía hacia el resto. El caso es que últimamente estoy percibiendo que esto de las criticas/reseñas se nos esta yendo de las manos. Me refiero a los comentarios que dejamos en sitios tipo booking, trip advisor y similares. Entiendo que en ocasiones un mal servicio puede fastidiar una velada, pero de ahí a ensañarse con los empleados hasta poner en peligro su puesto de trabajo creo que media un abismo. He comprobado con el tiempo que la gente tiene tendencia a la exageración especialmente en los tiempos de espera, los 10 o 15 minutos se convierten sin problema en una desesperante hora. Luego están detalles del tipo “los de recepción son unos desagradables”, “me dieron una mala contestación”, etc, etc, el caso es que no sabemos cómo esta persona se comportó para ser tratado de esa manera. No sé, me parece útil este tipo de información pero creo que en ocasiones somos un poco inquisidores.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Variety

Lo que habré fantaseado siendo niño con esta historia sentado en la alfombra


Un jovencísimo John Wayne, no cabe duda de que tenía buena planta

Veronica Lake, aquella chica de Brooklyn

Curioso momento de Audrey masajeando la estatuilla

Sinatra y sus fans

El extraño trío (guardia civil, Lee Van Cleef y Clint Eastwood)

Anda que no daban miedo las niñas

Arnold en 1976 mostrando musculo


viernes, 1 de septiembre de 2017

La canción

Audiencias y griterío. Realización del siglo pasado. Blanco y negro con su grano. Temas inolvidables…


martes, 29 de agosto de 2017

Un cuento chino (2011) Sebastián Borensztein/Sorpresas te da la vida



Roberto (Ricardo Darin) regenta una ferretería en Buenos. Es un hombre sencillo, reservado y algo huraño. Un buen día se le cruza en su vida Jun (Huang Sheng Huang), un joven chino que anda algo perdido buscando a un familiar. Roberto decide ayudarlo con la búsqueda. Los problemas de burocracia y comunicación así como el carácter especial de ambos provocara curiosas situaciones.

El negocio

Roberto con sus tornillos, tuercas, bisagras y demás compañía

Su particular pasatiempo

Problemas de difícil solución

Donde fueras haz lo que vieras


Varias son las razones por las que me gustaría recomendar esta estupenda película. Por un lado la historia que nos cuenta resulta interesante y muy fácil de seguir. Luego esta Ricardo Darín, un actor del que te crees sus personajes pues en ningún caso parece que esté actuando, resulta cercano y de lo más verosímil, difícilmente concibo esta película sin su presencia. Por último destacar ese extraño efecto balsámico que me provoca, es algo así como el momento que  te pones una prenda cálida o como cuando recibes una caricia sincera. Luego sin pretenderlo (si es preconcebido resulta de lo más sutil) nos coloca por momentos en la piel de esa persona perdida, con problemas, indefensa y que está a punto de arrojar la toalla, te hace recapacitar y pensar sobre alguna situación de la vida cotidiana. En definitiva, una muy buena y recomendable película que seguro dejara un buen sabor de boca. 

lunes, 28 de agosto de 2017

En esas estamos

Father of the Bride (El padre de la novia 1950)

Teniendo en cuenta que Laura y Alex están en Madrid y que la boda se celebrara aquí, digamos que nos ha tocado (lo hacemos con sumo gusto…) encargarnos del tema del banquete/celebración. La verdad que hoy en día se han agilizado mucho las cosas con esto de las tecnologías. La noticia nos ha pillado un poquito por sorpresa la verdad, pero bueno, son nuevas etapas de la vida. Yo deseando que pronto lleguen los nietos, a Carmen esto ya no le hace mucha gracia…

miércoles, 23 de agosto de 2017

Lo próximo de Clooney



Otro estreno que aguardo con impaciencia. Tengo la impresión de que Joel e Ethan logran sacar lo mejor de muchas estrellas que a las órdenes de otros realizadores no dan tanto de sí. El reparto es de lo más apetitoso. (ERROR, la dirige George Clooney, siento la metedura de pata)


martes, 22 de agosto de 2017

La cuenta atrás


Tengo muchas, pero que muchas ganas por verla y al mismo tiempo la sombra del desengaño no para de perseguirme. La elección de Gosling me parece acertadísima, un actor que tanto se pone el traje de asesino en serie o se mete en la piel de un pianista. Diría que es un tipo que cae bien y que gusta a ambos sexos. Ahora  bien, hoy en día mandan demasiado los que menos saben de cine, importan las cifras (vale, esto es un negocio, lo sabemos…) y al público a quien va dirigido el producto, desconozco hasta qué punto Ridley Scott se habrá dejado doblar el brazo. Seguiremos a la espera…


lunes, 21 de agosto de 2017

Bye Jerry!

Jerry Lewis (1926-2017)

A pesar de su importancia y su amplia filmografía Jerry nunca estuvo a la altura de los grandes (Keaton, Chaplin, los Marx, Tati…), siempre se le considero un cómico simplón, histriónico y con un estilo muy repetitivo. Su etapa más recordada fue cuando creo pareja artística con el canalla Dean Martin. Tuvo sus buenas y malas rachas hasta que desapareció (excepto algunas interesantes apariciones) por completo del panorama cinematográfico. Con Jerry Lewis me pasa lo que con esos antiguos juguetes que conservo (en ocasiones me pregunto para que…) en el trastero, les tengo cariño, me proporcionaron horas y horas de entretenimiento, pero en cuanto abro esa caja y me pongo a manosearlos todo se limita a viejos recuerdos, no siento mucho más. En todo caso y recurriendo al tópico, seguro que estará haciendo más de una mueca por ahí arriba…



Sesión continúa (con Charles Laughton)


(1899-1962)

Según parece siempre se sintió acomplejado por su físico, pero fue precisamente esa apariencia la que le diferenciaría del resto y la que le valdría para dar vida a personajes que para otros actores resultaban imposibles. Británico de nacimiento (obtendría la nacionalidad norteamericana en 1950), se fogueo en teatros y adquirió experiencia y dominio del arte dramático. En la gran pantalla nos dejó papeles inolvidables así como apariciones secundarias de auténtico lujo. Ejerció como director solo en una ocasión (aunque existe alguna intervención anterior no acreditada) en The Night of the Hunter (La noche del cazador 1955), hoy es considerada obra maestra y película de culto pero en su momento fue un auténtico fiasco de crítica y público. Sugiero en este caso un par de estupendas y entretenidas películas para una de esas largas y calurosas madrugadas de verano.

 The Suspect (El sospechoso 1944) Robert Siodmak

Una auténtica joya. Apenas 90 minutos con amores imposibles, maneras victorianas, pequeñas dosis de veneno, detectives obstinados y uno de los mejores finales de la historia del cine. 

The Big Clock (El reloj asesino 1948) John Farrow

Otra magnifica muestra de aquel cine de los 40, historia relativamente sencilla pero emocionante. Un Laughton con menos presencia pero igual de grande que en sus apariciones principales. 


domingo, 20 de agosto de 2017

Lo que dura un semáforo

Francisco de Quevedo (1580-1645) 

Ni ella era Meryl Streep y por supuesto yo no soy Clint Eastwood pero la cosa sucedió mientras la luz indicaba que los peatones debíamos esperar. Llegamos a la par al borde de la acera y allí nos detuvimos. Era morena, más o menos de mi altura y vestía una camiseta sin mangas. Yo estaba situado a su derecha y enseguida hubo algo que me llamo la atención. Su brazo derecho lucía un tatuaje, pero no uno cualquiera, se trataba de nada mas y nada menos que de Quevedo. La piel blanca de esta chica resaltaba todavía más aquel nada habitual personaje impreso en su epidermis. Por un momento pensé en las recientes intentonas de algunos políticos de última generación por erradicar su nombre del callejero municipal por españolista. No voy a revolver más el asunto pues hay problemas más serios de los que preocuparse. En todo caso cerramos con una frase del maestro de nuestras letras: Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen

lunes, 14 de agosto de 2017

L’ora legale (La hora del cambio 2017) Ficarra y Picone/Infumable se mire por donde se mire




Salvo Ficarra y Valentino Picone son dos famosos cómicos italianos con más de 25 años de experiencia a sus espaldas. Sus exitosos comienzos televisivos así como sus posteriores 6 películas los han convertido en personajes muy conocidos en Italia. No he visto ninguno (dudo que lo haga…) de sus trabajos anteriores y aunque no es esta la primera vez que se ponen tras las cámaras el resultado es absolutamente calamitoso en todos los aspectos. La película se estrenó en Italia en enero de este año en más de 600 salas (esto da una idea de la popularidad de la pareja de cómicos) y ahora mismo se está promocionando en España como la comedia del año. Hacía mucho tiempo que no presenciaba una muestra de humor tan deprimente, me ha parecido tremendamente aburrida, una puesta en escena de anuncio de detergente, una historia sin interés (quizás con otro guion podría haber resultado diferente) y unos 90 minutos que suponen un castigo para el espectador. No hay excusa con que es una película para toda la familia, nadie se merece tal ladrillo. Me atrevería a decir que las comedias de Louis de Funes comparadas con esto son obras maestras. Le tengo cariño a Italia y su cultura, disfruto con su cine y paso por alto ciertas carencias por el simple hecho de recrearme con su idioma, pero esto no hay cristiano que lo aguante. Por poner un par de notas positivas, hay un cameo de Alessandro Roja (Dandi en la extraordinaria y muy recomendable serie Romanzo criminale) que pone en evidencia al resto del reparto, la otra digamos aspirina para soportar este suplicio es la canción que aparece a mitad de la película. Lo dicho, no vale ampararse en la autocrítica de la trama para vendernos la moto. Supongo que como todo será cuestión de gustos, desde aquí no pretendo sentar cátedra, simplemente es mi opinión.

martes, 8 de agosto de 2017

Por mas que lo intento



No hay manera. Procuro poner todo de mi parte pero al final acabo aburriéndome soberanamente. El envoltorio (tráiler) resultaba atractivo a pesar de que la historia ha sido explotada infinidad de veces. No aguante más allá de 40 minutos, tuve que pararla…¿y ahora que me veo para quitarme este mal cuerpo? Pues sí, los clásicos nunca fallan…



domingo, 6 de agosto de 2017

Influencias desde la gran pantalla


Fue en 1980 cuando las pantallas de toda España estrenaron The Warriors (Los amos de la noche 1979), el país todavía trataba de sacudirse la caspa de cuatro décadas de dictadura y la película causo un gran revuelo, sobre todo en las audiencias más jóvenes. Eran tiempos de cambio y el cine nos suministraba ideas, modas y tendencias procedentes de otros países, imágenes e información a la que difícilmente podríamos acceder. Por aquel entonces funcionaba muy bien lo que hoy se conoce como cine quinqui, películas sobre delincuentes conocidos de la época los cuales acabaron con sus huesos en la cárcel o muertos por problemas con las drogas. A diferencia de aquel cine patrio la cinta de Walter Hill mostraba un mundo diferente, bandas organizadas, uniformadas, que manejaban territorios y que no se andaban por las ramas a la hora de limar diferencias. 

Compartir prenda, una de las claves

Sensación de pertenencia

Las chicas también tienen su lugar

El líder siempre ha de ir delante

Estos daban muy mal rollo

Si, el chaleco era muy macarra, pero molaba mucho

Estamos ante un magnífico ejemplo de lo que viene a llamarse cine de culto, lo bueno que a diferencia de otras películas a las que se les pone esa etiqueta esta en concreto ha resistido muy bien el paso del tiempo, se deja ver y resulta entretenida. No ha sido esta la primera vez que el cine muestra el fenómeno de las bandas, un buen ejemplo de ello podría ser The Wild One (Salvaje 1953) con el inolvidable e icónico Marlon Brando.

Chicos malos, cazadoras y motos

El caso es que esta película de 1979 les encendió la bombilla a muchos adolescentes de la época que quisieron emular a los protagonistas e intentar organizar sus propias bandas. La mayoría de las veces se trataba de experimentar, nada serio, fanfarronear un poco, presumir delante de las chicas, un par de peleas y cuatro carreras, luego el sentido común hacia acto de presencia y a otra cosa, aunque claro, hubo a quien le gusto y siguió con el invento. Pero, ¿ha habido otras influencias visibles en nuestra sociedad provenientes de la gran pantalla? Diría que sí y quizás estos pudiesen ser unos buenos ejemplos.

Rebecca (Rebeca 1940)

‘Ponte una Rebequita no sea que te coja el frió… La de veces que habremos oído/dicho esta frase. Pues bien, fue a raíz del estreno en España de la película del maestro del suspense que comenzó a popularizarse esa palabra (rebeca) para referirse a ese tipo de chaqueta. Por cierto, muy vigente a día de hoy. 

Terminator 2: Judgment Day (Terminator 2: El juicio final 1991)

Otra prenda que se puso terriblemente de moda a principios de los noventa fue la cazadora que lucía Arnold Schawarzenegger (todavía tengo que ver como se escribe el maldito apellido…) en la segunda entrega de la saga de Terminator. Tuve una, me costó una pasta y llevarla encima era tarea complicada, pesaba una tonelada…

Miami Vice (Corrupción en Miami)

Otro ejemplo de influencia en el vestir en este caso proveniente de la pequeña pantalla. Eran mediados de los 80 cuando la serie protagonizada por Don Johnson y Philip Michael Thomas nos tenía a todos pegados delante de la televisión siguiendo las andanzas de aquel grupo de policías y sus novedosos métodos para pillar a los malos. La serie arraso, algunos intentamos sin éxito (aparente) emular el estilo veraniego de las prendas de  sus protagonistas. La barba de tres días, el mocasín sin calcetín, la camiseta debajo de la americana y otros detalles de vestuario provocaron una auténtica revolución mundial. De hecho recuerdo que cuando alguien aparecía por el barrio  arreglado de mas siempre había alguien que le gritaba aquello de…¡A dónde vas James Crockett!

 Nine ½ Weeks (Nueve semanas y media 1986)

Imposible no recordar las andanzas y juegos eróticos de Kim Basinger y Mickey Rourke en la provocadora película de Adrian Lyne. Posiblemente sirviese para aportar algo de alegría y variedad a una sexualidad algo sumida en la rutina.

The Full Monty (Full Monty 1997)

Tremendo el revuelo posterior a esta película. A día de hoy utilizaríamos el termino viral para referirnos al efecto domino que se produjo tras su estreno. Comenzaron a salir espontáneos debajo de las piedras, en todo tipo de centros de trabajo se organizaban espectáculos similares, cualquier excusa era buena con tal de despelotarse, aunque la cosa no siempre resultaba como en la peli.


Steve McQuenn (1930-1980), el tío que todos los tíos quisimos haber sido

Estas han sido unas pequeñas muestras, evidentemente hay otras muchas pero esto quedaría muy largo. Los años pasan y las modas desaparecen, se crean nuevos estilismos que duran apenas una estación. Hubo quien  creó un estilo personal, por aquel entonces todavía no existían lo que hoy conocemos como influencers pero no hay duda de que ciertos aciertos de vestuario han quedado en nuestras retinas. Marcas como Triumph todavía sigue rindiendo homenaje (y de paso aprovechando el tirón del actor…) a McQueen y vendiendo cazadoras. Eso sí, no ha habido ni habrá otro tipo igual.