jueves, 22 de agosto de 2019

Sin animo de ofender


Una advertencia con no poca guasa de los hermanos Coen asegurando que ningún judío había sufrido daño alguno en la filmación de A Serious Man (Un tipo serio 2009)



Raro es el día en que alguien no pone el grito en el cielo por ya sea una canción, un cuadro, una estrofa o la escena de una película. Últimamente tenemos la piel muy fina y cualquier cosa nos molesta. Por lo general el origen siempre es el mismo, un hilo o un hashtag y una legión que lo secundan, luego los medios tradicionales se hacen eco y nos sueltan eso de ‘arden las redes’. Si en el pasado fueron las sociedades por la decencia y asociaciones por el estilo, hoy en cierto modo todos nos hemos convertido un poquito en vigilantes por la moral, yo también entonó el mea culpa


martes, 20 de agosto de 2019

Once Upon a Time in… Hollywood (Érase una vez en… Hollywood 2019) Quentin Tarantino/Cine de autor sin conservantes ni colorantes



No puedo asegurar si fue en la misma sala, pero sí que la vi en el mismo cine. Fue en 1992 cuando se estrenó en España Reservoir Dogs, al menos aquí no fue proyectada en una sala de estrenos, la enviaron si la memoria no me falla directamente a los Multicines Norte. Recuerdo perfectamente que en aquella sesión éramos cuatro y un tambor, paso sin pena ni gloria. Este pasado domingo en el último pase juraría que no llegábamos a la veintena, posiblemente el que fuese en v.o funciona como repelente para buena parte del público. Sus 2 horas y 41 minutos se digieren bien, aunque es precisamente el exceso de metraje algo que se suele criticar en la obra de Tarantino, escenas interminables y demasiados rodeos a tramas que necesitan soltar lastre. En estos tiempos en los que estamos pendientes del teléfono móvil incluso durante una proyección de cine, difícilmente se toleran esas largas conversaciones entre los personajes, los planos largos y sosegados y el gusto por el detalle. Contaba Diego Manrique en El País un detalle curioso, se localizaron no con poca dificultad grabaciones de la emisora de radio que acompaña de fondo en varios momentos, son emisiones reales de entre 1968 y 1969, el periodo en el cual discurre la historia. Estos pequeños fragmentos de historia sonora es posible que sean mutilados en la versión doblada, aunque esto es algo que no puedo asegurar. Margot Robbie esta fantástica dando vida a Sharon Tate, la pareja DiCaprio&Pitt funciona a las mil maravillas y ha sido todo un descubrimiento, el resto del reparto cumple con nota su cometido. No pretendo vender biblias puerta a puerta, sé que Tarantino también tiene sus detractores (para gustos los colores…), pero he de decir que aun con ciertos e insignificantes defectos he disfrutado de lo lindo con la película. El director continua en sus trece, dice que la próxima será su última película, que se retirara a escribir, ojala reconsidere su postura. De lo que estoy seguro es de que más de una plataforma debe de estar rondando y tratando de hacerse con los servicios de este para mi genio del séptimo arte.